La Termofusión es un método de soldadura simple y rápido, para unir SUPERTUBO® y sus accesorios. La superficie de las partes que se van a unir se calientan a temperatura de fusión y se unen por aplicación de presión, con acción mecánica o hidráulica, de acuerdo al tamaño de la tubería y sin usar elementos adicionales de unión.
Este tipo de unión es apropiada para la unión de tuberías de la misma relación diámetro / espesor, con diámetros desde 20 mm hasta 630 mm.
Esta técnica produce una unión permanente y eficaz, y es económica.
Las superficies a soldar deben comprimirse contra el termoelemento con una fuerza que es proporcional al diámetro de la tubería y luego se debe disminuir hasta un valor determinado de presión, con el objeto de que las caras absorban el calor necesario para la polifusión. Esta disminución provoca la formación de un cordón regular alrededor de la circunferencia, que esta relacionado directamente con el espesor del tubo.

Para lograr una correcta soldadura por Termofusión deben considerarse los siguientes factores:

  • Calor de fusión.
  • Presión de fusión adecuada.
  • Velocidad de fusión.
  • Presión de enfriamiento.
  • Temperatura correcta del termoelemento.
  • Temperatura adecuada del ambiente.
  • Uso de tiempos de calentamiento y enfriamiento adecuados.
  • Alineación correcta.
  • Evitar el contacto con suciedad, aceites y residuos.